11 de agosto de 2009

¡MELGAREJO, LORINI Y LA PICHI CATA!

Dicen que a mediados de 1860, llego de Italia a la ciudad de La Paz un “bachichi” simpático y decidor, buen mozo y de gran parada, para el año que lo presentamos lucia apenas la edad de Cristo, nada más ni nada menos que Don Domingo Lorini.

Cuenta la leyenda que luego de haber combatido con el célebre Gral. José Garibaldi, se hizo héroe reconocido con la medalla “Premio al Valore” en la batalla de Santa Eufemia, donde veinte mil piamonteses replegaron a cuarenta mil franceses que habían tomado la ciudad.

Según el “diario” de su hermano Giuseppe, el intrépido Domingo dejo la casa de sus padres con solo una carta en la cual se despedía de ellos con entrañable cariño, especialmente de su “cara sorella” Carolina. Así dejo su amada Italia a la cual según veremos nunca más volvió.

Por azares del destino llego a tierras americanas, este personaje además de su militancia guerrera era profesional consagrado a la farmacopea y como tal, después de la campana uruguayo-argentina se instalo en Buenos Aires. A poco de estar allí más le atrajo Bolivia y aconsejado por las referencias que le diera Bartolomé Mitre, quien había vivido en nuestro país desterrado por la dictadura del tirano Rosas, Lorini se traslado a La Paz y esta bella ciudad lo acogió con beneplácito.

Por su buena pinta capto la atención de las señoritas quienes le brindaron calurosa recepción y su fama de europeo dicharachero le consiguió buen puesto entre los miembros de la sociedad.
Como experto en las artes medicinales llego a ser el boticario mas acreditado de La Paz, allá por el año 1860. Abrió las instalaciones de su botica en la Plaza 16 de Julio, contigua al antiguo Loreto, la cual aun se mantiene mostrando su fachada neo-republicana colindante con el Palacio Legislativo.

Eran tiempos en los cuales no había buenos farmacéuticos en nuestra ciudad y por ahí el Gringo Lorini llego a gozar de fama y respeto. Además de gran prestigio por sus “recetas magistrales” se distinguió por las acertadas curaciones que realizaba. Amigo de todo el mundo, tanto de los poderosos como de los pobres, había hecho buenas migas con el Presidente Mariano Melgarejo y eran “compinches de verdad” Entre ambos bromeaban y reían endilgándose algunas chanzas, dicen que Melgarejo cuando pasaba por la vereda de la Botica y lo veía allí bien parado y con su sombrero tongo a la pedrada, socarronamente le lanzaba la frasecilla de doble sentido”
¡LA BOTICA ABIERTA Y LORINI EN LA PUERTA!

Expresión humorística que es usada en el modismo del parlar paceño, para advertir burlonamente a los hombres que muchas veces por olvido o descuido...olvidaron subir el cierre del pantalón.

Aconteció un buen día de esos que Melgacho, como así ocurrentemente lo llamaban sus amigotes, había doblado el codo, sin levantar la cabeza y se hallaba hecha “una uva entre dos luces”. ..Solo, solito sin acompañantes alguno, tuvo la ocurrencia de salir del palacio a dar una vuelta, conduciendo como auriga un “tílburi” y bajo por la calle Ayacucho a toda velocidad, “cuesta abajo en la rodada”, el caballo se desboco y lanzo al coche y al cochero por los aires contra las paredes de la “Casa de la Moneda, frente a la calle del Recreo (actual avenida Santa Cruz).

El caballo despanzurrado, el coche estrellado y Melgarejo en mal estado, casi descalabrado. Todos cuantos pasaban auxiliaron al “neto” y travieso general, regresándolo de vuelta al Palacio en una camilla. De inmediato se hizo presente el boticario del frente, su compinche Lorini, de urgencia hizo las curaciones del caso; compresas de árnica, pomadas, pócimas, obleas, vendas y tablillas. Melgarejo deliraba con el dolor que no cesaba y los medicamentos del Gringo no surtían efecto.

La Juanacha histérica! corría de un lado a otro con su abanico, sales! colonias…nada, no podía hacer nada por su pobre General, pero tuvo el acierto de llamar a unos “callahuayas kolliris” en reemplazo del gringo. Llegaron e iniciaron de inmediato las curaciones que Domingo Lorini observaba atentamente.

Para empezar la “coca” como elemento principal, un brasero para calentar el alcohol en una jofaina o bañador, alrededor del cual se instalaron los yatiris curanderos sentados en cuclillas, frente a los tharis mascaron la coca y fumaron dos cigarros, todo masticado en harta saliva, la mezcla era sacada de la boca echada al bañador del alcohol caliente.

Así juntaron una buena porción de esa pastosidad, y se la untaron como cataplasma al Melgacho en los lugares más verdes y molidos del pobre Mariano. Luego forraron los sitios lastimados del General con vendas de tocuyo y el efecto de la sanación no se hizo esperar, Melgacho se alivio rápidamente y no se quejo más! Estaba sano y salvo como si nada le hubiera ocurrido.

Lorini, hombre inteligente y hábil químico, desde ese momento se dedico con ahincó a la tarea de examinar con detenimiento y mucho interés las propiedades medicinales de la hoja de coca y entre retortas, redomas y alambiques estudio científicamente los secretos de esas hojas misteriosas, hizo decantaciones, pruebas de infusión, maceraciones y “tutti quanti” llegando a descubrir el clorhidrato de cocaína y sus cualidades, altamente medicinales para el “bien de la humanidad”!

También estudio sus derivaciones negativas, fatales para la perversión y el vicio, que se iba a imaginar nuestro ilustre personaje que lo que ocurriría en el próximo siglo era una bomba atómica! Sus conocimientos noquearon al mundo científico, lanzando al mercado su famoso “Alquermes de Coca”.

Los descubrimientos y experimentos de Lorini no quedaron ahí, trascendieron y se propagaron en Europa y Norte América principalmente. Bolivia comenzó a exportar coca en grandes cantidades a ultramar, en cestos, paquetes y hasta en cajitas especiales con llamativas recetas y etiquetas las cuales hicieron furor en las farmacias y boticas de Europa y el mundo.

Nuestro personaje lanzo al mercado nacional y mundial los “tónicos y vinos medicinales”, el “Elixir de Coca”, entre otros, los que tuvieron gran éxito y acogida en las boticas del extranjero. Esto se testifica y testimonia por los anuncios, afiches, periódicos, almanaques y propagandas que se pueden ver en publicaciones de hace un siglo, las cuales se guardan en archivos y bibliotecas.
A grandes rasgos me voy a referir a los anuncios de la centenaria cada de productos químicos farmacéuticos “Parke Davis & Co.” De Petrart, Michigan, publicados por “Medical Age” de Detroit, Estados Unidos en 1882:

“ELIXIR DE COCA NATIVA LORINI”

Este es un artículo que no cabria en esta página, pero entresacamos algunos apuntes:
1.- En el agotamiento de fuerzas y trabajo físico mental.
2.- En las enfermedades pulmonares y en las dolencias de la
Respiración.
3.- En la dispepsia, sea gástrica o intestinal, la dosis es una onza
fluida y debe ser tomada inmediatamente después de comer.
¡Se recomienda encarecidamente a los señores médicos que hagan saber el resultado de sus experiencias con esta nueva droga! -
Asimismo encontramos en muchísimos almanaques y magazines parisienses del año 1891-1900-1901 y otros más…uno de la afamada casa mundialmente conocida ‘GRIMAULT & CIA”
“VINO LORINI DE COCA
QUE EXPENDE GRIMAULT DE PARIS,
COMO EXCELENTE MEDICAMENTO TONICO,
ESTOMATICO Y NUTRITIVO POR EXCELENCIA”

“Los medico lo recetan a las personas de constitución endeble, a las que se encuentre debilitadas por excesos, trabajos o por empobrecimiento de la sangre, conviene a los “tísicos” y a las “jóvenes pálidas y debilitadas” a las señoras anémicas y cloróticas, así como a los convaleciente y ancianos. Cura y previene los dolores de estomago, el mal de zambito...” etc.

Domingo Lorini un hombre bonachón y alegre, gustoso con su buena fortuna, y alegre en sus conversaciones, cuando recomendaba su “descubrimiento” siempre lo refería con la siguiente recomendación en su italiano natal: “solo un poquito” y para que todos lo entiendan “pichi kata”!

Isabel Velasco.

Bookmark and Share

9 comentarios:

  1. Muy simpatico tu articulo sobre Mariano Lorini tia Mabel.
    Rei mucho con: "la botica abierta y el Lorini en la puerta".
    Besos
    Ale

    ResponderEliminar
  2. Excelente Isabel.
    Bueno aprendí que significa "pichi kata".
    Como vez de ancestral, milenaria y sagrada no tiene nada.
    Un abrazo
    Rene

    ResponderEliminar
  3. HOLA ISABEL PRIMERA VES QUE LEO UN ARTICULO SUYO MIL FELICIDADES .SIGUE ADELANTE
    ATTE:MOTE BURGOS

    ResponderEliminar
  4. HOLA ISABEL FELICIDADES POR TU ARTICULO,MUY INSTRUCTIVO SIGUE ADELANTE FELICIDADES .TU OBJETIVO DE QUE SE LEA TUS PUBLICACIONES EN OTROS LUGARES FUERA DE BOLIVIA DALO POR HECHO,SOY CHAPACO Y RADICO EN USA UN ABRAZO
    ATTE RAMIRO BURGOS MONCADA

    ResponderEliminar
  5. Que interesante tu narración, Isabel. Te cuento que, aun en mi pais se utiliza la expresión "pichi kata" y realmente, creo que es muy difícil que exista algun guatemalteco que conozca su origen.

    Guillermo (tu chapin)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Guillermo: Si las informaciones son ciertas, son muy valiosas. "Pichicata" es un nombre genérico utilizado en toda América Hispana para referirse a las drogas alucinógenas y porviene de la palabra italiana "pizzicata" que se traduce por pellizcada. Muy coherente con la historia de don Domingo Lorini, aunque pudo generarse el vocablo en los arrabales porteños donde abundaban y abundan los italianismos.
      Carlos

      Eliminar
  6. me quede intrigado con esa palabra pichi kata que aca en argentina se utiliza mucho,pero se refieren con esa palabra generalmente a remedio,medicamento,mas precisamente una inyeccion,tambien en muchos lugares se utiliza esa palabra para referirse a cualquier tipo de droga ilegal pero que se administra por una inyeccion(cocaina).

    ResponderEliminar
  7. soy yo de nuevo,tambien encontre este posible origen de dicha palabra Pichicata - del italiano pizzicata (jeringa, inyección)mi mail es juan226@hotmail.com

    ResponderEliminar
  8. El pizzicato (en italiano, "pellizcado" y en plural pizzicati) es una técnica de interpretación musical que debe aplicar el ejecutante de un instrumento de cuerda cuando corresponda o bien cuando aparezca la indicación pertinente en una partitura.1 Consiste en pellizcar las cuerdas con la yema de los dedos en instrumentos como el violín, la viola, el violonchelo, el contrabajo o bien la guitarra acústica, en el lenguaje utilizado en la cocina, el término similar en nuestro idioma es LA PIZCA que significa lo que cabe en la yema de los dedos, cuando el índice y el pulgar se unen.

    ResponderEliminar

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com