25 de mayo de 2010

MADRES MODERNAS VS. MADRES DE ANTAÑO



Hernando Siles, uno de los mejores y más recordados gobernantes de nuestra patria, fue quien, con amor y sabiduría instituyó por decreto de 8 de Noviembre de 1927, al 27 de Mayo como el Día de la Madre. Bolivia debe ser el único país del mundo en el cual se celebra este día como el muy especial para agasajar y demostrar el amor verdadero que sentimos por nuestras mamás.

Esta fecha es también digna para el recuerdo de las grandes mujeres cochabambinas que lucharon “solitas” en defensa de la libertad de nuestra nación, las siempre y eternas HEROINAS DE LA CORONILLA!

En estos días las madres modernas son agasajadas con regalos, tarjetitas, joyitas, pendientes, poemas y actuaciones en los colegios. Nuestras abuelas no celebraban el Día de la Madre, todos los días eran de ellas..según nuestras costumbres más antiguas, los hogares se formaban bajo el alero de la casa familiar, donde la REINA absoluta era la madre, encargada de mantener a sus hijos unidos, administrando y disponiendo de la mejor forma de bienes y haciendas y estando siempre listas para proteger, aconsejar y guiar a sus hijos y nietos.

En esos tiempos el respeto hacia los mayores era norma y costumbre generalizada, la madre era una especie de soberana que decidía lo que se debía y no debía hacer. Las grandes casonas solariegas de antaño cobijaban a los hijos a medida que se casaban en sectores bien distribuidos, que la madre había dispuesto con antelación, compartiendo entre todos salones y comedores vivían familias enteras en un ambiente de alegría y unión tanto material como espiritual.

En los tiempos del nuevo milenio las madres son muy felices porque sus hijos están estudiando en el extranjero y se contentan con las llamadas o el chat…cuanto más lejos mas armonía y mas felicidad, es así que vemos los cafés, restaurants y salones de fiesta llenos de madres elegantes con tremendas carteras y enormes lentes de sol, en agradables tertulias con sus amigas… y sus hijos también dichosos lejos y decidiendo que hacer y donde ir.

En los tiempos divinos de familia había que ver las reuniones de días domingos y festivos, los inmensos comedores y las salas de tertulia como se llenaban de risa y bullicio, padres, hijos, hasta nietos, compartían el almuerzo familiar, esta era una costumbre muy tradicional y arraigada en las familias antiguas que todos debían respetar.

Benditas madres de antaño! Cuya única preocupación era la de ver crecer a sus niños sanos, robustos y “rosados”, bien educados y estudiosos, especialmente de la Gramática Castellana y del Santo Catecismo. Ellas compartían la educación de sus hijos con los maestros, los cuales se caracterizaban por ser muy estrictos, mas ellas jamás les reprochaban pues…los profesores siempre “sabían lo que hacían” y por el “bien del niño” Mi abuela siempre decía que si el educador había dado de palmetazos al joven, ellas callaban y les daban la razón, prometiendo besar las manos del profesor por el bien del niño!

Una madre moderna si por ahí llega el niño, golpeado o castigado volará al colegio a pedir explicaciones y luchará con su vida para castigar al ABUSADOR que tuvo la osadía de maltratar de palabra u obra al chico, lo sacará del colegio y hablará pestes contra el maestro, siempre dando la razón a su hijo….eso me parece que está bien, pues por experiencia lo digo, ya que yo nunca me libre de los benditos jalones de cabello que me daba la Madre del Santísimo, quitándome el “robacorazón”de la frente y manifestando públicamente que yo era una “coqueta sin remedio y que sería una perdida durante el resto de mi vida”. Que Dios tenga en su santa gloria a esa monja que nos hizo ver estrellas a todas las alumnas del Colegio Inglés Católico en los sesentas. Nadie se libró de sus castigos y sus penitencias.

Las madres de antaño eran expertas en el arte culinario en el bordado, tejido, zurcido invisible y todos los trabajos del hogar, no se hacían problemas al cocinar en un fogón de leña en una cocina “Económica” en un anafe “Primus” eran felices planchando y almidonando los cuellos y puños de las camisas de sus esposos e hijos con pesadas planchas que calentaban con carbones encendidos o en la hornilla. Cosían sus vestidos y el de sus hijos pedaleando con fuerza una “Singer” de última moda. Increíblemente se daban tiempo armando los “canelones” batallando con el “bucleador”o trenzando y desenredando esas bellas cabelleras de antes.

Las mamitas del nuevo milenio, ven que sus hijos están con los jeans colgando no sé de dónde.. Pero de algún modo no se caen al suelo, ya que la moda del inolvidable Cantinflas quien hizo las delicias de la gente con sus pantalones caídos y en medio trasero está INN y es lo MAXIMO, cuanto más caído este el pantalón mas se lucen los BOXERS que vienen en lucidos colores y a cual más elegantes, ya que como ellos son los que se miran pues hasta tienen que ser de MARCA!


Las increíbles madres de antes también la pasaban muy bien y TENIAN TIEMPO!! Escuchaban sus discos favoritos de 78 revoluciones por minutos en victrolas a cuerda RCA Víctor, con alguna que otra dificultad que se presentaba de velocidad, ya sea por que el aparato estaba con mucha cuerda, o bien, al perder fuerza la melodía se volvía lenta, nuevamente el encargado le daba cuerda y allí se producía otra vez el ligero momento! Escuchaban y bailaban la música de moda “Titina My Titina”, Madreselvas en Flor, Francesita, Tarde Gris, Late un Corazón, Inspiración Mein Lieber Augustin, Oh Paris, El Carrillón de la Merced, El día que me quieras, La Pobre Fea, Merceditas muchísimas más.

Asistían al cine teatro Paris, al Princesa, al Cine Cervantes al Roxy y al Imperial, soñaron con Rodolfo Valentino, Eddie Nelson, José Mujica, Ronald Reagan, Tyrone Power, Frederick Marsh, Johnny Weissmuller y Carlitos Gardel. Rieron con las locas ocurrencias de Charles Chaplin, Harold Lloyd y Buster Keaton. Se vistieron y peinaron a la moda de las grandes estrellas del momento como Jeannette Mac Donald, Carol Lombard, Dolores Costello, June Collyer, Sally Philips, Marlene Dietrich, Greta Garbo, Bette Davis. Hablaron y comentaron los grandes films recién llegados:
El Árabe con Ramón Navarro y Alicia Terry, Pasionarias, con Charles Farell y Greta Nissen. La Calle del Pecado con Emil Jannings, La Danza Roja con Dolores del Rio, En las Arenas de Arabia con el gran Barry Norton y Dorothy Janis, Sangre y Arena con Tyrone Power y muchos otros más.

Las madrecitas modernas, tienen a su disposición 500 canales de televisión, ven las guerras que se libran en los confines del mundo y comentan sobre los papelones del presidente en VIVO Y EN DIRECTO por la televisión de Estados Unidos…no tienen tiempo de ir al cine puesto que mientras deciden a que sala quieren entrar ya se paso media película y prefieren comprar un helado a sus vástagos y comer una pizza en el Mega Center…que felices.

Ir al cine antes, en los tiempos de oro era un acontecimiento, los chicos se vestían como para el día de su Primera Comunión, ir a una confitería era lo mismo, día de fiesta, comentario general…mi mama me llevo al “Max Biever” a comer helados, que sensacional…o fuimos a La Opera…fiesta nacional o a la Confitería del Cine Paris!
En estos tiempos hasta los cumpleaños son celebrados en salones de fiesta, con payasos pagados, con cotillones comprados en las tiendas de moda o traídos “in expresso” desde los Estados Unidos.

Los cumpleaños de antes lucían mesas de golosinas para los niños plenos de “confitadas” de maní, de nuez, de almendras…las masitas eran hechas en casa, las cocaditas, los merengues…Que mujeres las de antaño…es para sacarse el sombrero. Ahora la “piñata” es la que manda y se canta el Happy Birthday gringo. Las golosinas se cambiaron por un pedazo de pizza o un hot dog!

Benditas de Dios! Las madres de antes… Que nunca tuvieron que soportar las colas del micro ¡ o subir a un minibús, jamás torearon a los taxis! O pararon un coche con las manos para que este no aplaste a los otros peatones o a los niños…Esto es a favor de las madres modernas, que son tan diestras en cruzar las calles y con la fila de hijos, corren, suben bajan y esquivan a los choferes desaforados que como si las avenidas o las calles fueran de su propiedad hacen lo que quieren a diestra y siniestra sin que la autoridad (sí que es que existe) pueda hacer nada al respecto.

También habría que agradecer al cielo que las abuelitas jamás tuvieron alguna pelea conyugal por causa del teléfono, las madres de antaño no perdían el tiempo hablando horas de horas, ya que la telefonista de la POWER controlaba las llamadas y estas tenían que ser por breves instantes, mejor ir a Misa y a las Novenas, para al final de la ceremonia darle con el chimento!

Nuestras madres modernas, divinas, flacas como palos y peinadas a la moda, parece que ya nacieron con el celular pegado a sus orejas…hablan hasta por los codos….de que tanto hablan nunca lo sabré, caminan charlando, compran, van a las reuniones, van al súper, van al mercado (gran diferencia) manejan sus autos, cargan guaguas, cargan paquetes y siguen hablando, hay algunas que caminan hablando solitas como zombis…parecen locas, pero ya me di cuenta o me explicaron que están manteniendo una conversación por medio de un “hands free” que cosas más raras…pero así es la vida y el progreso.

Como las madres de mi generación están en un punto intermedio entre las de antaño y las modernas, yo me siento muy feliz de haber tenido un teléfono que solo tenía cuatro números era el inolvidable 6890! Que felicidad!! Todos se acordaban de mi numero, no había necesidad de almacenarlo…guardarlo o anotarlo, me acuerdo también de los números de mis mejores amigas el 2645 de Sonia, el 4524 de Ana María y podría estar horas recordándolos..Que tiempos más bellos! Nos poníamos rouge para hablar con nuestros enamorados y fingíamos estar bellas, obviamente con ruleros!! Pero los tiempos cambian y no hay como parar el progreso.




Seguiremos comentando de los pros y los contras de la maternidad en los tiempos “idos y no vueltos” y los pros y contras de ser madre en estos tiempos del nuevo milenio.

A TI MADRE, ABUELA! BISABUELA! Y A TODAS LAS MADRES BOLIVIANAS QUE ESTAN LEJOS DE LA PATRIA AMADA. FELIZ DIA!! QUE DIOS LAS BENDIGA!!

Isabel Velasco.

Bookmark and Share



3 comentarios:

  1. Hola Isabel, cai en tu pagina de pura casualidad pero me alegro, tu articulo me parece, perfecto, comparto tus pensamientos, me gustaria pedirte permiso para subirlo a mi grupo, http://www.Gabitogrupos.com/mundos_paralelos, es un grupo chiquito pero me pregunto si me harias el honor de darme permiso, por supuesto lo subire con los creditos intelectuales requeridos y Ganados por ti, ya que viene el dia de la Madre y me encantaria que otras personas te leyeran. Espero tu respuesta.
    Alissa

    ResponderEliminar
  2. Hola Alissa! Garcias por tus comentarios. Con gusto te doy permiso para proceder a republicar mis articulos. Muchas gracias y saludos!

    Isabel

    ResponderEliminar
  3. Estimada Isabel,
    Me encantan sus articulos. Gracias por su generosidad en compartir sus recuerdos y hacernos revivir a los que residimos lejos de la tierra como Ud., como dicen "Recordar es vivir". Me hizo sonreir con su articulo sobre esos consejos que aun perduran" y revivi mis tiempos de adolecencia con la lectura de los desfiles patrios.
    Edda

    ResponderEliminar

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com