15 de enero de 2009

“HAY UNA MUJER..QUE TIENE ALGO DE DIOS”

POR LA INMENSIDAD DE SU AMOR, Y MUCHO DE ANGEL POR LA INCANSABLE SOLICITUD DE SUS CUIDADOS”

En realidad no hay día en el año en el cual no deberíamos festejar el “Día de la Madre”, todos los días son de las madres, desde que abrimos los ojos en la mañana, hasta que los cerramos por la noche, todos debemos bendecir el hecho de tener una madre, o de ser mamas!

La complejidad de la vida cotidiana en nuestros días no nos deja ver en realidad cuan sublime es el hecho de ser mujeres y tener el privilegio de haber sido creadas por Dios nuestro Señor con la grandeza de ser portadoras de la misión maravillosa de ser misioneras de amor, crianza, y en especial de poder traer niños al mundo y criarlos de modo que sean ellos los que lleven a cabo los sueños y proyectos del futuro de la humanidad.

Se dice y se proclama que es la “madre fuente de ternura, sus brazos son los únicos que detienen el dolor y la desesperanza, el aroma de sus cabellos no se olvida por toda la vida, es la única que entiende nuestros problemas, dolores, triunfos, frustraciones. No hay ser en el mundo que no de su vida por nosotros”

Nos perderíamos horas de horas en una lista de las bondades de las mamas, actualmente doble trabajo ya que las jóvenes del nuevo milenio, profesionales y dedicadas a las labores de casa se tienen que partir en cuatro para cumplir con los retos de la vida moderna. Pero no se como y lo hacen....es increíble, que fuerza es la que tiene una mujer en su cuerpo! de que se nutre! que vitaminas toma, cuando al mismo tiempo tiene que doblarse en dos, llegar al colegio a recoger niños, atender al esposo, (que a veces llega energúmeno), revisar las tareas, ver su novela! hacer gimnasia y encima hablar por teléfono por horas, mientras mece la cuna de un recién nacido, a la vez que supervisa las amistades de un “teen ager” . De solo pensarlo me canso, me duele la cabeza, pero si señores...lo hacen y sobreviven, vemos muchas veces en los parques infantiles a una madre paseando un carrito con su bebe, una niña en sus brazos y un pequeño a su lado!! De que pasta están hechas las mujeres, gracias a Dios por ellas!

Podríamos gastar miles de hojas de papel tratando de describir todo lo que es una madre, pero muchos que la han perdido, nos podrían ayudar. Que felicidad poder escuchar la voz de ella por el teléfono, que lindo escucharla cantar en el patio de la casa, que belleza poder acurrucarnos en su pecho, suave, profundo, donde no hay penas, en ese lugar incomprendido en el cual se escuchan los latidos de su corazón, allí donde todas las penas se olvidan, donde no hay oscuridad, miedos, amenazas! Que delicia poder sentir el olor divino de su cocina, de ese pan recién horneado, de los platos que mas nos gustan, que recuerdos maravillosos de aquellas mañanitas en las que cumplíamos años y entraba nuestra mamacita para felicitarnos. No hay amor más grande, sin duda. Y que ternura acordarse de esas nochecitas de luna llena en la cual ella posada en el balcón, escuchaba sus boleros favoritos, cantaba tangos, toda romántica, acordándose tal vez de sus épocas de primavera.

En el ultimo libro de la escritora Karol Ladd: “El Poder de una Madre Positiva”se muestra un estudio hecho por “Los Servicios Financieros Edelman”, los mismos que intentaron identificar todas las actividades de una madre típica, el salario por horas, durante una semana y en el curso de un año, que una madre debería recibir, contando que ellas trabajan veinticuatro horas al día, con sueldo anual de tiempo completo sin incluir el sueldo para su retiro, aguinaldo y otros beneficios y sin lugar a dudas y después de muchos estudios se llego a la conclusión de que el salario de una madre, ama de casa, a tiempo completo debería ser: 500.000 dólares anuales, a los escépticos que lo dudan los invito a leerlo.

El hecho es que la madre no es solo una mujer...ella es enfermera, medico de cabecera, nodriza, nana inglesa, ama de llaves, psicóloga, masajista, maestra, peluquera, custodia, policía, telefonista, secretaria, contadora, preparadora de bebidas y refrescos, costurera, hilandera, bordadora, chef de cocina, diseñadora de vestidos, maquilladora, nutricionista, espantapájaros, guía de viajes, corresponsal de noticias, tutora, traductora, diccionario portátil, coordinadora de eventos, dibujante, lavandera, animadora de fiestas sociales, bailarina, limpia albercas, chofer, jardinera, repostera, pintora de brocha gorda, emisaria de noticias, salvavidas, ya no puedo pensar mas que puede ser una mujer que tiene hijos...ni la mujer biónica se compara. Y esta es una realidad que no debe tomarse a la ligera.

Por otra parte, hay otros momentos que no tienen precio, como: hacer rezar en la noche, besar a tu peluche favorito, pretender que te mueres de la risa cuando te cuentan un chiste, asistir a el partido de fútbol y hacer porras, rascar la espaldita, cantar una nana o canción de cuna, hacerlos dormir en los brazos, caminando por toda la casa, hornear sus galletas favoritas, pretender que te gustan las “luchas y que amas a John Cena” decir que “cool” cuando hacen una gracia, buscar objetos debajo de todas las camas y por toda la casa, parar una pelea y conducir las paces, pretender que les dolió a ellas también la vacuna y cuantas maravillas mas! estaríamos por horas....eso es impagable!

Mil felicidades madres queridas, nuestra dulzura, ternura, consuelo y esperanza! Gracias por sus brazos abiertos siempre, por su sonrisa, comprensión y sacrificios!

Y en honor a todas ellas un trocito del bello y celebre poema del gran poeta chileno Ramón Ángel Jara:

“Hay una mujer que mientras vive, no la sabemos estimar, por que a su lado todos los dolores se olvidan, pero después de muerta daríamos todo lo que poseemos por mirarla de nuevo un solo instante”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com