22 de abril de 2009

S.O.S. ¡SE NOS MUERE EL PLANETA! S.O.S

Earth Day

Nosotros los humanos somos seres muy interesantes, nos gusta vivir bien, comer mejor y pasear, tomarnos vacaciones de tiempo en tiempo, viajamos, conocemos lugares bellos, otros países, andamos comentando sobres las bellezas que vimos, mostramos fotos de los hermosos sitios que conocimos. En la distancia extrañamos nuestra patria y la veneramos! Hablamos de las mil maravillas que se consiguen allí, las reuniones, el paisaje, la forma de vida. Sus playas, las fiestas, la buena mesa.

Celebramos con entusiasmo y mucho amor el cumpleaños de algún ser querido, le mandamos una tarjeta, un regalo e inclusive le brindamos una fiesta, serenata, una cena o un almuerzo. Nos reunimos para el cumpleaños de los hijos y ofrecemos grandes fiestas, con golosinas, pasteles y payasos!

El Día de las Madres tiramos la casa por la ventana en agasajos para ellas, qué decir del Día del Amor y la Amistad, compramos postales, enviamos flores, damos regalitos y estamos felices. La Navidad ni que se diga, como se gasta en esa fecha tan importante, regalos van y vienen para toda la familia, los amigos, nuestros hijos. Celebramos todo: Acción de Gracias, Halloween, Saint Patrick’s Day, el Día de la Independencia: marchas, banderas, desfiles militares, verbenas, concentraciones políticas y mucho más.

Hoy día es el “Día de la Tierra” nuestra madre, la que nos da el aire que respiramos, el alimento que llevamos a nuestra boca para poder sobrevivir, el agua que tomamos, la sombra donde descansamos, el camino que transitamos, la belleza de sus montañas y cascadas, bosques, selvas, desiertos y nevados. Océanos que navegamos, hermosas playas donde nos asoleamos, atardeceres divinos que nos quitan a veces el aliento, noches de luna llena, soñadora, cielos celestes, azules, grises, nublados o negros. La lluvia que riega los campos, las flores, los frutos. Todo!

Y que le damos nosotros a ella!! Nada!!! Indiferencia, falta de atención absoluta, nos importa un bledo lo que pase, nos vale si los ríos se están acabando, las montañas nevadas de los Andes ya son montañas negras, tristes, nada de blanco queda, todo el Continente de la Antártica, derritiéndose por el calentamiento global, somos muy buenos para vestirnos con “poleritas” de color verde, hacer grandes festivales para celebrar la “Semana de la Tierra”, nos compramos una cartera verde confeccionada de estambre, paja o alguna hoja de algún árbol “probablemente cortado para su fabricación” , escribimos notas, nos ponemos alguna cintita verde, para estar en “onda” pero no hacemos nada!

Los científicos se cansan en advertencias, y creo que ya no estamos para bromas.
La primera vez que llegue a los Estados Unidos, en 1964, mirando desde el avión la ciudad de Miami, quede sorprendida por la increíble cantidad de piscinas celestes, mi alegría no tenía límites, cada casa tenía una, además de la de los vecindarios, clubes, una extravagancia. En esos tiempos en mi país generalmente para bañarnos en una de ellas teníamos que viajar a la ciudad de Cochabamba donde el clima tan hermoso nos concedía la dicha de compartir con amigos en una piscina en un club social. Bañarnos en el rio era la alternativa, viajábamos a los Yungas y como era eso de hermoso!

Al paso de los años comprendí que vivía en un país donde se derrocha agua de manera desenfrenada, en cascadas, arreglos, monumentos, jardines, resorts, piscinas en cada vecindad, enormes, con islas flotantes, pedrones que simulan islotes, sprinklers automáticos de noche y de día, y otra novedad “el agua embotellada” con “sabores” que paso con el agua normal! Clara y cristalina, la han envenenado, por supuesto como no. Está llena de plomo, y otros elementos, contaminada.

Mucho tiempo ha transcurrido y parece que todos los llamados ahora “conservacionistas” somos unos locos con mentes retrogradas de la época de los hippies y estamos predicando en el desierto.

El domingo pasado en el programa “60 Minutes” el conocido periodista Andy Rooney se dirigió a la audiencia y dijo que había leído que un tremendo bloque de hielo de 25 millas de largo el cual contenía otro más grande aun, se había desprendido y que estaba flotando por “ahí”. Este “Ice bridge” como lo han llamado los científicos es del tamaño del estado de Connecticut, Rooney explico cómo este monumental bloque de hielo podría en algún momento llegar a estrellarse en algún lugar. En todo el análisis que hizo con su particular genio, concluyo: “Si quedarnos sin petróleo les importa tanto, si el hecho de no encontrar algún sustituto para los cosas que realmente necesitamos les da lo mismo y seguimos destruyendo lo esencial en la vida del planeta, el final se acerca y si eso no los hace reaccionar, de repente el hecho de que un iceberg del tamaño del estado de Connecticut estrellándose contra los Estados Unidos los pueda impactar!”

Feliz Día Madre Tierra, bendita seas y por favor quédate quieta, resiste! Aguanta por el amor de Dios!

Isabel Velasco.

Bookmark and Share

1 comentario:

  1. sabes yo tambien aveces me siento impotente ante la mentalida de la moyoria de la gente por que piensa que al tira basura en la calle es algo que no afecta. me da rabia que las personas que habitamos este planeta aun no en tiendan que debemos cuidarla apapacharla y nimarla no entienden que tiral las pilas a la basura es muy dañino y que si uno les dice algo piensan que estamos locos

    ResponderEliminar

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com