25 de febrero de 2010

MI QUERIDÍSIMA AMIGA BONNIE BLAIR!



Hay personas que han vivido de todo, pasado por las experiencias más increíbles, viajado a los lugares más recónditos de la tierra…Son obviamente seres cuyo anhelo en la vida es “vivirla bien” y con todo, con penas, alegrías, risas, baile, fiestas, viajes, dolores, penas, amores, desengaños, como exprese “vivir” hasta el último aliento. No pasar por este mundo sin dejar alguna huella, algún recuerdo. ..Qué pena…tener una vida fome, donde se “ha existido” simplemente!

Con muchos inconvenientes al paso de los años yo me considero una de esas personas, quiero extraer de esta vida hasta la última gota. Debe ser por este afán de estar en todo y como sea, que me pasan las cosas más extrañas en este mundo. Muchos me creen, otros no, pero no se puede complacer a todos.

Hace dos años cuando me encontraba como “Editora” de un periódico hispano del Suroeste de la Florida, entró a mi despacho Carlos Granados, un amable y gentil jóven colombiano con quien compartí momentos muy agradables, tuvimos una serie de aventuras increíbles ya que como se darán cuenta los lectores, ese periódico no contaba con un “staff” de periodistas, fotógrafos y redactores….no! nada que ver! Escritores de todas las nacionalidades mandaban sus notas, las noticias internacionales, el diseño y los clasificados se los hacía en otra división del periódico que ni siquiera era en los Estados Unidos y al modo “latinoamericano” nos las arreglábamos y las ediciones eran de preferencia de la gran comunidad hispana en este lado de la Florida.

Carlos tenía en sus manos una invitación y me dijo:

Mire Doña que le llegó esto!

Y que es, muéstremelo.

Era una invitación que decía:

“BONNIE BLAIR EN EL SUROESTE DE LA FLORIDA”

“Llega a Naples para exponer al mundo y especialmente a las mujeres la gran verdad! Según ella “ésta” no debería ser causante de ninguna vergüenza y su charla ayudará a las mujeres jóvenes a enfrentarla!”

Hasta ese momento yo ya estaba pensando…que miércoles es esto…”cuál verdad”!!
El Título de la serie de charlas se denominaba:
“Rompiendo el hielo acerca del Estresante Problema de la Incontinencia Urinaria en las Mujeres”

Las charlas se iban a realizar en uno de los hoteles más grandes y hermosos de Naples y luego en varios colegios y en la ciudad de Fort Myers.

Lo mire a mi amigo y le dije…..”ummmmm Carlos que aburrimiento…yo no pienso ir al otro lado de Naples y en la noche para hacerle una entrevista a esta señora, quien va a leer esta noticia…pérdida de tiempo y energías”!

Carlitos muy conforme y con su alegría colombiana:

Pues si fíjese que yo esto de las “viejas” no entiendo y además en inglés...Más bien vámonos al Buffet Chino en Golden Gate y comemos “todo lo que podamos por once dólares” que le parece…Genial!!!!

Nos dimos el “atracón” y después cuando ninguno de los dos se podía mover, verdes de tanto comer, salimos de allí y cada uno a su casita.

Al día siguiente mientras me encontraba escribiendo una nota, recibí una llamada de teléfono.

Era la Secretaria de Bonnie Blair que me preguntaba el por qué de nuestra ausencia, arreglé la situación con mucha gentileza y amabilidad, le imploré que nos disculpara y llegamos a un acuerdo: ella nos iba a recibir en su “suite” del Crowne Plaza Hotel. Mientras tomaba las coordenadas Carlos me miraba preguntando “iremos”?

No yo… tú iras!!

A lo cual él me imploraba con las manos juntas diciendo “ayayay no doñita imagínese como yo solito ahí con la vieja! No le hago al inglés! No y no!”

Yo también hubiese querido en ese instante no haber recibido nunca esa invitación, momento en el cual con la picardía que nos caracteriza a los latinos saque de la manga una excusa… mortal!

Imposible ir...Tenemos una situación de emergencia en la policía y no podemos hay una alerta y tenemos que cubrirla! La secretaria no me podía creer…estaba lívida…me decía una y otra vez…

“No quiere conocer a Bonnie Blair?”

La quiero conocer como no…pero no podemos, más bien porque no me manda las fotos y la nota y yo se las paso.

La incrédula secretaria una vez más intento y dijo: “pero ella los está esperando, tiene mucho interés de que sus palabras lleguen a la comunidad latina”

No hubo caso de convencer a los “periodistas” tan “profesionales”

Bueno no hubo ya mas reclamos de la “secretaria” quien nos prometió mandar las fotos y la nota… llegué a mi casa feliz de que no me aburrí escuchando la historia de una vieja con incontinencia urinaria.

Al día siguiente cuando vi el sobre con las fotos y todo lo que allí decía…no puedo explicar… me quise cortar las venas…no podía ser! No era una “vieja” era una hermosa joven, la atleta más completa de los Estados Unidos, la más grande medallista de las Olimpiadas. Una de las más grandes patinadoras de velocidad de todos los tiempos, la atleta más condecorada en la historia de los Juegos Olímpicos, la única que había ganado seis medallas de oro en los Juego de Calgary, Lillihammer y Albertville, su curriculum es más largo que el cualquier otro atleta americano y es la Gloria y el Orgullo de esta nación…

Hace dos noches en Vancouver 2010 cuando Apolo Antón Ohno cruzo la línea de llegada vencedor, corrió emocionado a dar un beso a una señorita a su “modelo” le dedico su victoria!…

No me pierdo ni una de las presentaciones...Así fue que esa noche..Mi marido me miro y me dijo

“Oh ahí está tu gran amiga Bonnie Blair”



A veces cuando creo que ya nada me puede sorprender, me sorprendo cada vez más de mi propia estupidez.


Isabel Velasco.

Bookmark and Share


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com