16 de marzo de 2010

THE LUCK OF THE IRISH



En la gran mochila de recuerdos que guardo en el corazón, siempre en esta época del año me vienen a la memoria los primeros días que viví en este país cuando era una niña, interna en un colegio de monjas, completamente asombrada, sin hablar inglés y confundida en un crash cultural fatal!

Llegué un mes de Marzo y la conmoción en el hermoso colegio católico Mount de Chantal Visitation Academy en Wheeling West Virginia, se hacía notoria y para mi sorpresa me invitaron a participar en un “play” que las alumnas estaban preparando para Saint Patrick’s Day.

No tenía idea en ese entonces el por qué de la celebración…imagínense, para mi San Patricio no estaba en el novenario de la familia. El caso es que debido a mi desconocimiento total del inglés y el francés mi participación en la obra simple y llanamente llego a ser de encargada de los “efectos de sonido”. Por lo tanto me entregaron una batería en la cual yo debería de tocar los platillos cuando las luces se ponían rojas y el bombo de manera estrepitosa cuando las luces se hacían azules.

Así lo hice, la obra se trataba de un padre de familia irlandés que no trabajaba y dormía en su hamaca soñando en que un día se iba a encontrar una olla de oro al final del arco iris, completamente seguro de su “suerte irlandesa”.

Que linda experiencia! lo hice muy bien, con la pasión que caracteriza el alma latina, los efectos de sonido fueron muy aplaudidos y comentados! Yo estaba feliz! Mi participación un éxito total y generosamente reconocida.

Poco tardó mi felicidad al salir del auditorio del colegio y ver que todo absolutamente todo se había vuelto verde! Verde! Verde!!

Globos, adornos, tréboles, banderas, sombreros, las monjas tan austeras correteando por aquí y por allá haciendo bromas, pellizcando a todos y con sus hábitos adornados con ornamentos de color verde!

Peor fue mi asombro al entrar al “dining hall” y ver que la comida y hasta el agua se habían vuelto de pronto verdes, mi vida en la “zona del crepúsculo” había comenzado!

Después con el tiempo supe de la hermosa tradición que existe en este país durante este mes, la cual culmina el 17 de Marzo, día en el cual los Estados Unidos explota en desfiles y celebraciones en honor al Santo de los Celtas, al patrono de Irlanda, al padre omnipotente de la alegría, la buena mesa, las bromas y la cerveza!! Que también es verde! Saint Patrick.

Ahora ya no me extraña entrar a cualquier lugar en este país y ver que la “conmoción celta” se adueñó de América y me preparo con alegría para el “Saint Patrick’s Day” un símbolo de los irlandeses en los Estados Unidos y obviamente en Europa y en muchos países donde existen grandes comunidades de alegres descendientes de tan noble raza y herencia.

Guardo los mejores recuerdos de pasajes sentimentales y bellos que viví en Saint Patrick’s Day.

Recuerdo con tanta melancolía una noche en Broadway, acompañada de mi hija Andrea María, casi después de las doce, la noche que salimos del teatro donde nos embelesamos con “CATS” y prácticamente inmersas en la hermosura de la obra, casi sin pensar y por románticas, tomamos un carruaje blanco con una bandera blanca y al medio un enorme trébol de cuatro hojas, el cochero un alegre personaje parecido a uno de los “duendecillos” irlandeses vestido con enorme sombrero verde nos tapo con una suave y hermosa frazada escocesa y nos llevó a pasear bajo la luna bella por todo Central Park . Al compás del galope de los caballos y el canto de “Johnny Boy” del auriga, la vida parecía tan simple, tan bella, ese día de San Patricio en New York! Nada pudo ser más perfecto!


En este Día de San Patricio se toma mucha cerveza, eso es lo principal, el desfile, las marchas, las bandas, los adornos y los vestidos verdes, no se igualan en nada a la celebración y en ella la cerveza es de color verde!

Es sabido que Irlanda es el país de la cerveza y si la fiesta de San Patricio es de los irlandeses no puede faltar esta bebida y en abundancia!

Después de haber dejado a mi hijo Luis Francisco en el “Kings College” de Pennsylvania a mediados de los años noventa ya de vuelta en La Paz, no podía estar más triste y deprimida, había dejado al hijo de “mi vida” al amor de mis amores “perdido” allí en medio de las montañas, “solo” sin su mamá!

Estaba al borde de la muerte de la tristeza, nada me podía consolar. Generalmente hablábamos por teléfono los fines de semana y ocasionalmente cuando era preciso. Yo lo llamaba, él no!

Me sentía tan sola, era mi corazón que deje allí con él.

Una tarde de Marzo mi pobre madre, conocedora de la pasión que caracteriza mi alma y ya al borde de la histeria me trataba de consolar, al final las dos nos abrazamos y llorábamos sin parar…en medio del drama siciliano en la casa de mis padre del Prado en La Paz una llamada, así de la nada! Era él… mi hijo!!

“Mami te extraño…no sabes cuánto te amo, te adoro mamita”!!

No lo podía creer, el joven universitario en horas de la tarde llamando a su mama y para decirle que la ama!

Mi vida!!! Como estas, que ha pasado!! Porque llamas!! Estas bien?

“Oh si mami estoy súper bien, no sabes que feliz estoy, solo te estoy llamando para decirte que te amo, mamita!! Te adoro..Eres bella…eres lo máximo!! Eres la mujer más hermosa de la tierra”!!

No estás en clases, que paso mi amor..

No…hoy día es Saint Patrick’s Day y estamos celebrando aquí en el bar de mi amigo, por eso te llamo mamita, porque tú eres la más bella de las mamás.

Ahh entonces has debido tomar mucha cerveza!!

Oh sí y verde! Estoy muy feliz!

Al escuchar de tanta felicidad y de tanto amor, no pude más que caer al suelo de la risa, ya que era fácil deducir que el “amor de mis amores” estaba bien neto y con bastante cervecita irlandesa en el organismo y como decimos los bolivianos en el momento del “yo te estimo”

Bueno eso fue “the luck of the irish” para mí...Inolvidable día de San Patricio de 1996.

Aquí en esta bella y hermosa ciudad de Naples, tan prístina y elegante la locura celta cundió el sábado pasado 13 de Marzo, las avenidas más hermosas del downtown se vistieron de gala y más de 30.000 personas desfilaron celebrando el Día de San Patricio, mañana seguramente terminara el festejo, los restaurants ya no servirán “corned beef” y repollo en todas las formas y recetas y concluirá así la “Green Beer and March Madness”

Tuve la suerte de estar en el gran desfile acompañada de una amiga muy especial de Cochabamba la Señora Janeth Ramallo y allí ella se lució con estas lindas fotografías del desfile del día de San Patricio en la Quinta Avenida de Naples de este año del Señor 2010.

HAPPY SAINT PATRICK’S DAY TO YOU ALL!


Isabel Velasco

Bookmark and Share



4 comentarios:

  1. Lei atentamente sus experiencias sobre San Patricio‏ y solo queria preguntarle,mi aspecto fisico no es ni remotamente cercano a los irlandeses,no hablo su idioma,ni practico sus costumbres,amo a mis ancestros de esta america latina,me muero por una tutuma de chicha mas que de una cerveza,respeto a la madre tierra Pachamama y la trato como una deidad mas que forma parte de la cultura de mis raices,hago mal en no tratar de mesclar costumbres europeas y andinas??? porque siento que pierdo parte de mi identidad si participo en este tipo de festividades?solo son preguntas que rondan en mi cabeza y me gustaria conocer su opinion al respecto,muchas gracias.

    ResponderEliminar
  2. Soy boliviana y tampoco me parezco remotamente a los irlandeses, como ellos hablan ingles pero con acento irlandes, yo espanol y quechua pues soy de Cochabamba tambien eso no es problema mas bien es muy bueno. No tomo mucha chica por que no estoy alli. en algo soy diferente yo amo a la Virgen de Urkupina asi que casi somos iguales.
    Vivo lejos de mi patria Bolivia por razones de trabajo pero nunca sere parte de sus costumbres, solamente que si estoy aqui me tengo que adaptar como cuando los gringos y turistas van alli y bailan en la diablada o de caportales. Nunca se pierde la identida!

    ResponderEliminar
  3. Querida Isabelita,
    Cuando una persona no está en su país tiene que implicarse en las costumbres del pais en el que se está viviendo. Hay gente, como en este caso latinoamericana, que no tiene absolutamente nada que ver con Saint Patrick. No nos olvidemos que USA es un crisol de razas, o sea un conjunto de personas que trata de convivir en el gran país del Norte. Pero los padres de la Nacion americana fueron siempre muy tolerantes en todos los aspectos. Asi a estos señor y señora que no se identifican para nada con dicho Santo, simplemente les pedimos tolerancia como los americanos, como país y en su conjunto, tienen respeto y aceptan las costumbres sudamericanas. Un ejemplo es Nueva York donde encuentras comidas de practicamente todas partes del mundo. No importa que estos dos señores no se identifiquen para nada con Saint Patrick.
    Lo que habría que hacer es ponerse en contacto con los irlandeses que hay alli en Amèrica del Norte.
    La Fiesta de San Patricio
    ____________________

    La Fiesta de San Patricio el dia 17 de marzo es una propuesta de hace ya muchos años de los irlandeses que fueron a vivir a los Estados Unidos. Según un censo que se realizó en 1990, hay más de 40 millones de americanos de linaje irlandés. Muchos inmigrantes de Irlanda se trasladaron a los USA a mitad del siglo XIX, y se instalaron en poblaciones como Nueva York, Philadelphia, Boston. A pesar de la discriminación y de las dificultades, los irlandeses conservaron su religión católica y con ello las costumbres. Para los irlandeses, la elección en 1960 de John Fitzgerald Kennedy, como presidente de los USA, fué un motivo de alegria y de orgullo, ya que era de linaje irlandés y católico. Muchas ciudades americanas convocaron fiestas y desfiles, y las personas se visten de verde, como símbolo de paisaje de Irlanda.

    La fiesta en New York
    _____

    Si hay una ciudad que vive a lo grande la Fiesta de San Patricio es Nueva York. Mäs de 100.000 personas participan en el desfile por la 5ta. avenida, todas ellas vestidas de verde y con bandas musicales. Hay payasos, bailarines, magos... Precisamente, en la 5ta. avenida hay la catedral de San Patricio, uno de los templos religiosos más importantes de la ciudad.
    Como ves, todo esto se reduce a respetar las reglas de juego de un pais que reune a practicamente todas las razas y sociedades del mundo.
    Creo que estos señores deberian respetar todo lo referente a Saint Patrick, asi como a ellos se les respeta su Virgencita de Urkupiña, etc.
    Todo esto te escribo desde Barcelona, España, donde tambien se respetan fiestas de otras latitudes como la October Fest de Münich, Alemania, y muchas otras.
    Solamente pido a todos tus lectores que sean tolerantes con lo que consideren foraneo a ellos.
    Tu primo Ramiro
    ramiromoralesbcn@hotmail.com

    ResponderEliminar
  4. Estimado anónimo #1:

    Estuve leyendo su comentario y especialmente sus preguntas, también muy atentamente… tratando de descifrar la razón por ellas.

    Empiezo por la primera:

    “…hago mal en no tratar de mesclar costumbres europeas y andinas???”

    Estimado anónimo, las “costumbres” europeas ya las está mezclando… cada día. Los zapatos que tiene puestos son herencia europea, los pantalones de tela y la camisa también, bueno, si mira a su alrededor casi todo es herencia de otras partes. Pero presiento que esa no es la pregunta, presiento que se trata de las “costumbres” con referencia a los “festejos” ¿verdad?
    Si ese es el caso, estoy seguro que Ud. y su familia han festejado, festejan y festejarán la “Navidad” por ejemplo. Es una hermosa tradición y casi todo el mundo la festeja de una forma u otra. La Navidad no tiene nada que ver con la chicha o la Pachamama… es un festejo religioso “externo”. Pero no hace nada malo al festejarlo… al contrario… hace bien, es una oportunidad de compartir con la familia y amistades… algo que deberíamos hacer con más frecuencia. Le aseguro que al festejar ese día Ud. no está faltándole el “respeto a la madre tierra Pachamama” estoy seguro que si ella existe estaría contenta por su felicidad. Tampoco creo que ese festejo pueda cambiar sus sentimientos que tiene a su cultura… eso está en su corazón y es muy válido.

    La segunda pregunta:

    “…porque siento que pierdo parte de mi identidad si participo en este tipo de festividades?”

    No la pierde amigo… no la va a perder nunca… como le dije eso está en su corazón.

    Le cuento un poco sobre mi persona porque le viene al caso. Soy boliviano y he vivido en los EEUU desde que tenía 11 años… ahora tengo más de 55. He vivido fuera de “mi tierra” casi TODA mi vida y recién he vuelto hacen unos 5 años. Jamás perdí me identidad boliviana, jamás perdí mis raíces, jamás perdí mi cultura… para nada… y le habla un hombre que ha festejado todos las “costumbres” americanas por casi toda una vida. Sigo con pasaporte boliviano, nunca me volví ciudadano estadounidense (tengo que pedir visa de turista cuando viajo a los EEUU)… en fin… ya se da cuenta verdad? Cuando escucho una quena o una zampoña me da felicidad de estar nuevamente en “mi tierra”… mi “cultura”… eso nadie me lo va a sacar y jamás lo voy a perder.

    No se haga rollos amigo… festeje! Inclusive una chicha con colorante verde sigue siendo chicha… y es suya!... eso no cambia. La verdad es que no hay rollo, hay que vivir la vida con toda la energía posible y se trata de festejar un día que es de otra cultura… no importa… su corazón no va a cambiar!... dele!... festeje sin miedo!

    Un saludo

    ResponderEliminar

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com