15 de enero de 2009

HERMOSA LENGUA CASTELLANA

Mucho se ha dicho, hablado, escrito y contado sobre nuestra maravillosa “HERENCIA HISPANA”,especialmente en el mes de Octubre, “MES DE LA HISPANIDAD”!

Han escrito, los autores, han cantado los poetas, han recordado las instituciones, sobre la hermosura de nuestra identidad y herencia, pero mas habría que decir sobre la belleza del lenguaje español, el cual felizmente y “gracias a Dios” hemos heredado de los conquistadores.

Es tan vibrante, romántico, amoroso, apasionado, fresco, arrebatador nuestro idioma y mucho más ahora que de alguna forma esta cambiando, que dan ganas de hablarlo gritando. En muchos países de habla hispana lo hacemos, con las manos, con el alma, con el cuerpo. En otros bajo los parrales, lento cadencioso, cortadito en las zonas tropicales, energético en las grandes ciudades, cantadito, y confundido.

Mezclado con quechua, aymara en los Andes, bien adormecido en las pampas, arrebatado en el Caribe! Sofisticado en las capitales.

Es una delicia escuchar todos esos acentos, nos perdemos, encontramos el hilo, nos adaptamos, nos enredamos, usamos palabras y adjetivos que son bien escuchados, en

algunos países, decimos alguna palabra que por ahí suena impropia, sin embargo, nos entendemos.. Nos reímos y retomamos la conversación. Mucho seria pedir a la vida no poderse entender cuando ya somos extranjeros y tenemos que acomodarnos a una nueva cultura y otro idioma.

Pronunciamos la “r bien enrolladita, o no la pronunciamos, la volvemos “l” Usamos adjetivos antes de los nombres o no los usamos.

Aumentamos “tico o tica” “ingo o inga” “pe”, “puej”, “pa”, “pss”, o “po”. Tenemos dichos, modismos y de todo, para que mas, ya todos lo saben!

Los conocedores saben que en algunas capitales de Sudamérica se habla el castellano más perfecto el cual “ni siquiera” en estos días se puede encontrar ni en la mismísima “Madre Patria” España.

Por supuesto que es algo que dejamos a los estudiosos, eruditos y sabihondos, el tema es enorme, tremendo, tarea de titanes.

Lo cierto es que el orgullo de ser hispanos, nos brota por las venas, nos sale en emociones que transmitimos por doquier.

Como una mas, en el inmenso mundo, me siento tan dichosa de ser hispana, ese sentimiento lo transmito en palabras escritas. Son tan enormes los arrebatos que me dominan que siento ganas de gritar de alegría! En este mes de la hispanidad me siento transportada a los orígenes del idioma español, quiero rendirle pleitesía. Es por ello

que a través de los versos de nuestra amada “Juana de America” la misma Juana de Ibarbourou del Uruguay, cuyo libro de poemas “Las Lenguas de Diamante” las llevo en el alma y me acompaña desde mis días de estudiante los invito a compartir el poderío de unas estrofas:

“Lengua que reza mi madre

Y en la cual dije ¡te quiero!

Una noche americana

Millonaria de luceros!

La más rica, la más bella,

La altanera, la bizarra

La que acompaña mejor

Las quejas de mi guitarra!

La que amo el “Manco” glorioso

Y amo María de Larra.

Lengua castellana mía,

Lengua de miel en el canto

De viento recio en la ofensa

De brisa suave en el llanto.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com