9 de febrero de 2009

LAS COMUNICACIONES EN UN MUNDO PLANO

Está establecido que la mayoría de los accidentes automovilísticos que han ocurrido en las carreteras de los Estados Unidos y del mundo son causados por personas adictas al “mensaje de texto” en sus celulares. Que novedad!! Ya parecía raro que nadie se hubiera percatado del asunto...en cada casa de América y del planeta, se queman los asados, se deja la plancha sobre el cuello de la camisa del marido, se deja todo el regadero, se obstaculiza el tráfico y se mata gente, en aras de una buena conversación telefónica. Que mejor un mensaje escrito.

A veces cuando estoy en el auto, en un restaurante, en el mercado, en cualquier parte y miro a mí alrededor, las personas como en las películas de ficción de los años cincuenta están caminando como zombies hablando solitas. Otros se balancean como monos bailando al son de su propia música enganchada en sus Ipods y toda suerte de minúsculos aparatitos. Hay otras que están dando alaridos, probablemente peleando con otra persona en algún lugar del mundo.

Todos los habitantes del planeta conectados, pegados a estos diminutos aparatitos que hoy han venido a ser algo tan indispensable en nuestra vida moderna. Pero ahí no para la cosa pues cada día vemos con admiración que ya no es un teléfono celular solamente, ahí mismo se puede ver televisión, escuchar la radio con las ultimas noticias, tomar fotos, chatear con los amigos, calcular, hacer proyectos, negocios, de todo!

Uno de estos días tal parece que hasta podremos hablar con nuestros seres queridos que han muerto y nos dan una llamadita desde el “mas allá”. Que bueno seria eso, me encantaría tener una conversación con mi madre de la cual ni me despedí y seria bello expresarle cuanto siento haberle dado tan malos momentos, precisamente por hablar mucho por teléfono con mis amigas.
Claro está que las personas de mi generación, los sesenteros hemos debido gastar mucho más dinero explorando la vida y colándonos en todas las filas de las disqueras para obtener un disco de 45 revoluciones por minuto, lo cual de hecho era mas que algo fuera y totalmente increíble en el mundo.

En el nuevo milenio llamamos a nuestros países, México, Colombia, Chile, Brasil, Ecuador, al otro lado del mundo, España, Londres, la China, la Cochinchina que mas da, para conversar con nuestros parientes, conocidos, inclusive besar a nuestros cachorros, que importante!! Como si estuviéramos en la casa de “al lado” que pasó??? Cuando cambio todo! en qué momento que no estábamos alertas, el mundo se volvió totalmente plano?

Cuando comenzó esta locura, veamos... mas o menos por el año 1963 -1964 desde West Virginia, del colegio de señoritas en el cual mi hermana y yo estábamos internas, recibíamos una llamada de mis padres en Bolivia vía “cable” y la comunicación era tan complicada que la telefonista del Cable West Coast nos anunciaba que tendríamos una llamada mas o menos a las ocho de la noche.

Esta comunicación era delicada y carísima ¡ al borde de que mi padre nos anunciaba en una carta que nos iba a llamar con miles de recomendaciones de que nos aguantáramos las emociones y prohibido llorar.. Por que, obvio la llamada costaba un dineral! Además ésta, se realizaba por medio de un sistema de alambres dentro del mar. Así entre gritos y más gritos podíamos hablar como cinco minutos unas dos veces al mes. Además del hecho de que prácticamente toda la familia comenzando desde la abuela se había reunido para la esperada ocasión, no dudo, que alrededor de este hecho hasta se haya invitado una comida y realizado una fiesta. Segurito.

TODAVIA NOS QUEJAMOS!

El teléfono, este aparato tan infaltable en nuestra vida moderna, fue uno de los inventos mas extraordinarios de la ciencia, el que impresiono al mundo entero. Su origen presenta controversias, ya que fue patentado por dos hombres, el mismo día y a pocas horas de diferencia el año 1874 ..Una coincidencia singular. Uno de ellos Elisha Gran de Ohio, Estados Unidos y el otro Alejandro Graham Bell, escocés radicado en el mismo país.

Este nuevo adelanto científico despertó la curiosidad de todo el género humano, transformando el ritmo de vida de todos los habitantes del planeta, especialmente en el ámbito comercial, ya que amplio al máximo las posibilidades de comunicación.

En mi país, Bolivia tuvimos que esperar hasta el año 1900, época en que se dio la autorización para la instalación de una empresa de teléfonos a un ciudadan0 muy conocido y apreciado en el ámbito de los negocios, hombre emprendedor y visionario industrial. El servicio se inauguro el 15 de Octubre de 1901 con 62 teléfonos de los cuales 40 correspondían a las oficinas de gobierno y 22 al comercio y casas particulares.

Dicen que fue en verdad un acontecimiento espectacular y muy esperado, el cual despertó la curiosidad de todos cuantos querían conocer este hallazgo científico que comunicaba, de palabra a uno y otro lado de la ciudad. En la ceremonia de inauguración a las once de la mañana estaba presente el presidente de la nación con sus ministros, connotados ciudadanos, señoras y señoritos del mundo social, todos anhelantes y deseosos de hablar por “teléfono” y escuchar la voz a la distancia.

Aseguran que el presidente fue el que hizo la primera llamada desde el salón principal de la oficina de teléfonos, hablando con su edecán en el palacio de Gobierno. Los asistentes visiblemente emocionados derramaron “lagrimas de emoción” al escuchar que se podía hablar por el “aparato” y escuchar la voz desde tan lejos.

Dicen que al principio fueron diez empleados los que trabajaron en la nueva “Central Telefónica”, al poco tiempo, los directores vieron por conveniente cambiar a los empleados por señoritas, las que desempeñaron su papel con más diligencia y gentileza.
Los primeros usuarios “apasionados” con la novedad, acaudalados y personajes de “status” de la época, instalaron sus aparatos telefónicos en sus casas con fiestas y demostraciones de alegría, dichos implementos fueron por mucho tiempo una novedad, especialmente para las damas y señoritas quienes deslumbrantes y ostentosas de poseer un teléfono hacían llamadas a cada instante y a todas sus amistades. Se dice que cuando una de ellas deseaba hacer una comunicación
“urgente” con alguna amiga, mandaba al sirviente con una tarjetita la cual decía: “espérame atenta pues te llamare por teléfono” Demás esta decir que lógicamente la amiga se hallaba a menos de una cuadra de distancia.

En la Central Telefónica de la ciudad de La Paz, existían tres tableros donde las señoritas se encargaban de la conexión, así pues, si alguien quería comunicarse con otra persona hacia girar la manivela de la campanilla del teléfono dando varias vueltas, conectándose con esa oficina centran, la operadora contestaba cordialmente: “con quien desea hablar?” y así se establecía una conversación.

La tarifa de la empresa de teléfonos era muy costosa!. Los que querían darse ese gusto tenían que pagar muy caro, pero, al que quiere celeste que le cueste....además era el último invento y adelanto de la ciencia, cosa que cualquiera no podía tener... era un lujo, una verdadera novedad.

Por aquellos tiempos, si había alguien que sabia todos los secretos de la ciudad... era pues la señorita operadora, ya que al conectar los dos números oía toda la conversación, claro ella se enteraba de todo lo que acontecía entre citas amorosas, transacciones comerciales, peleas conyugales, infidelidades y todos los dimes y diretes habidos y por haber.

El horario era por otra parte muy conveniente las empleadas atendían de lunes a sábado, desde las siete de la mañana hasta las diez de la noche, los días domingos y fiestas de guardar solo atendían desde las siete de la mañana hasta la una de la tarde.

Menuda novedad que causo el teléfono en el mundo, ahora en estos tiempos cada día la tecnología nos presenta con algo diferente, se acabaron las épocas felices en los cuales las chicas se pintaban los labios antes de alzar el auricular pretendiendo que estaban hablando “cara a cara”, llegando inclusive a quitarse los ruleros para tener una conversación coqueta con sus enamorados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com