4 de febrero de 2009

UN ELOGIO, UN DETALLE, DESPUÉS LA VIDA….O AÚN LA MUERTE ¡!

Así se hubiera expresado el gran artista Armando Manzanero, si es que no lo ha hecho aún, en uno de esos sus boleros inmortales. Resuena en mis oídos la letra de su inmortal canción “Esta tarde vi llover...Vi gente correr... y no estabas tu!” Dicen que esta canción la compuso sumamente enamorado!

Que importante es una demostración, por pequeña que sea, de amor, de cariño, de afecto, de agradecimiento! En el mundo en que vivimos me parece, se están olvidando esas bellas costumbres de nuestros padres, la elegancia, la distinción, el buen trato en las relaciones cotidianas. El ser agradecido, el compromiso entre caballeros, la discreción.

Qué es etiqueta? Según el diccionario de Sinónimos Castellanos “OCÉANO” Edición del Milenio, etiqueta es: ceremonial, gala, fausto, formalidad, pompa, protocolo, rito, ritual.
Si alguna vez han pensado que “etiqueta” es sinónimo de: suntuoso, fantástico, colorido, o despliegue de dinero, están muy lejos de la verdad. Eso lo aplican los que en su vida la han usado, según vemos en las revistas o televisión, en algunas fiestas de “Quince” o unos “matrimonios” que francamente dan risa!! o vergüenza ajena.

Volviendo a lo nuestro, sin divagar más en “Etiqueta” expresaré en esta oportunidad la importancia de un beso, de una caricia, de una flor. No tiene que ser un ramo de cincuenta rosas!!! No!! Una basta, si no hay dinero, nadie se va a enojar, ni es delito federal “cortar” una margarita en el parque o de la casa de la vecina. Que belleza, llegar a la casa con un ramito de aunque sea tres buganvillas, o un alcatraz, un girasol, lo que se encuentre, la cosa está en el detalle, en el acto, en la intención.

“Para que voy a llevar una flor a mi esposa”? dirán muchos...saben por qué? porque la aman, le agradecen, la valoran. Ella lo está esperando con un plato de comida “hecha en casa” por sus manos, ha cuidado a los niños, ha ido a recogerlos de la escuela, tiene que revisar las tareas escolares. Encima tiene que ponerse bonita para esperarlos.

Por favor, amigos, sean más considerados. Y este mensaje también mando a las “mujercitas tan divinas”... hay tiempo para todo en esta vida y no hay porque esperar al hombre que un día pensamos fue el hombre más divino del universo, nuestro “Adonis” y nos entregamos a él alma, vida y corazón, con la cantaleta de todos los días...con el sartén en la mano y con un plato frío de comida.

Al escribir estas líneas, me encuentro viendo una luna majestuosa, el cielo presenta unas nubes que parecen carrozas que van al espacio, las palmeras de la Florida bailan al vaivén del viento que las empuja, soy dueña de mi noche. Pienso, al mirar por la ventana, cuantos millones de seres humanos estarán en este momento diciéndose que se aman, que se adoran, cuantos otros estarán mintiendo, algún poeta estará escribiendo unos versos enamorado, algún idealista se hallara pensando como salvar al mundo. Cuantos estarán llorando. Es por eso que me inspiro en los detalles, las pequeñeces que a diario nos mantienen vivos, con recuerdos, esperanzas y sobre todo ganas!

En el día del cumpleaños, aniversario, “Bodas de pluma, de lana, de oro o de lo que sea” es muy triste recibir algún regalo, comprado a las volandas..Que quiero decir? a “última hora”, apurado, las mujeres.. “saben”, se dan cuenta, amigos míos, no es ninguna ciencia, lo detectan instantáneamente. Por ello, para no crear resentimientos, (que duraran toda una vida) compren algo con anticipación, piensen que le gusta, que le agrada, que talla tiene... por más pequeño que sea el regalito. Lo que vale es el sentimiento, el afán, el amor que nos lleva a buscarlo, regatearlo, envolverlo, ponerle una tarjeta, unas líneas. Creanmelo, nada mejor que la buena intención, la mujer o el hombre de buenos sentimientos que reciba esta pequeñez la valorará al extremo!

Vivimos tiempos difíciles, la tecnología nos esta avasallando, sólo tenemos una vida, los que vienen lidiaran con sus problemas, hagamos de nuestras horas y de la de los seres que nos rodean...una fiesta, por un breve momento ¡Caballeros: el fútbol no es más que un deporte”! Perder el Mundial no es la muerte! No lleguen a casa buscando el control del televisor. Esa vivienda es “el hogar” allí vive tu familia...con esa mujer vas a vivir muchos años, tus hijos estarán contigo el último día de tu vida.

Y que decir de los elogios, nada cuesta...se los firmo! Nada...absolutamente.. Un piropo, un “te quiero”, “que lindo”, “que hermosura”, “que delicia”...y el principal de todo, el de oro: “GRACIAS"

Bookmark and Share

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com