9 de marzo de 2009

¿QUÉ ESTAMOS HACIENDO EN USA?

OPINIÓN

Muchos de los que nos creemos privilegiados porque vivimos en este país, los que hemos pensado que era el más hermoso de la tierra, el lugar donde los sueños se hacían realidad, el de las oportunidades, ahora tristemente nos sentimos defraudados.

Leyes a favor de los inmigrantes, no salen están estancadas, la situación económica está grave, muchos se están yendo a sus países de origen, no encuentran trabajo! La crisis esta golpeando a todos los estratos sociales de los Estados Unidos y no hay signos de una recuperación inmediata, al menos Obama tendrá que ser un mago para solucionar el desastre económico de este país.

¿QUÉPASÓ, EN QUÉ MOMENTO SUCEDIÓ?

Cuando yo era niña y mi madre, apasionada viajera, llegada de uno de esos viajes a Europa, me contaba de las bellezas de Madrid, Capri, La Gruta de Lourdes, el Santuario de Fátima, la Torre Eiffel, mostraba fotografías con sus amistades de viajes, tours y otras novedades.

Sin embargo de todas esas maravillas, lo que mas le impresionaba, era los Estados Unidos, la hermosura de la Estatua de la Libertad, los monumentos del Mall en Washington, El Smithsonian, los ascensores tan increíbles que en un suspiro, la transportaban hacia el piso mas alto del Empire State, los árboles de cerezo, alrededor del monumento a Jefferson, la Casa Blanca. ¡Disney!

Entre tanta magnificencia, la belleza de las tiendas, la inmaculada limpieza de los baños. El orden y disciplina en que todos los habitantes de este país vivían.

Ella decía...”Todos hacen fila con reverencia, nadie se cola...refiriéndose obviamente a que aquí se respetaban las líneas! o las colas. La limpieza de las calles, los jardines, los parques, el respeto a la policía, a los semáforos.

Pobrecita, menos mal que se murió antes de ver tanto desastre!

Esos recuerdos de las personas que conocieron los Estados Unidos en los cincuenta y sesenta son parte del rincón de los recuerdos, del baúl de la abuela.

Hoy día en este país ir de compras y encontrar un traje, blusa o prenda de cualquier índole en su lugar es cosas de titanes o del paciente Job de la Biblia. Todo está desordenado, los pisos de los almacenes por poco tiene una tortilla o un taco en el suelo, los colgadores de ropa tirados por aquí y allá. Nada está en su sitio en ese enredo, gigante! para “ponerle la guinda al pastel” las vendedoras hablan todos los idiomas habidos y por haber, excepto el ingles....¿qué pasó?

Estamos en los Estados Unidos, lengua oficial “ingles”.
Aquí buscar el “top” de un vestido, que claramente en el sello dice “dos piezas” es imposible. En el afán de buscarlo nos encontramos por ahí que aparece una señorita... Con la gentileza de una persona culta o con un grado de respeto, le preguntamos:
Usted habla ingles? (De lejos se puede saber que ella es de habla hispana, haitiana o portuguesa, por quedarnos cortos) y ella irritada y con cara de pocos amigos, nos dice NOOO! ¿Pero en qué país estamos? Intentamos con el español y nos contesta con cara de pocos amigos expresando “señora si no lo encuentra usted misma, van a pasar cien meses hasta que nosotros lo encontremos por que puede estar en cualquier parte!
Muchas gracias y de la rabia pues, dejamos la prenda en cualquier otro lugar contribuyendo así al caos ya generalizado.

Dicen que los latinos somos apasionados también son los italianos, ellos llegaron, se establecieron crearon sus mafias de gángsters, existen hasta ahora los “padrinos, los “capos” es legendaria la “pizza” y la comida italiana.

Los irlandeses también llegaron e hicieron lo que quisieron, nadie los molestó, sus famosas y terribles “gangs” pasaron a la inmortalidad, sin embargo y con todo lo que llego, después de la Primera Guerra Mundial, no se hizo mucho conflicto, pues no había tantos habitantes en los Estados Unidos. Todo pasaba y pisaba, a los americanos esto les trajo dinero, prosperaron salieron de una gran depresión, había mano de obra, se alzaron grandes corporaciones.

La industria del cine llego a su época de oro, la música y toda esa babilonia, hizo a este país el más poderoso de la tierra. Mucho tiempo pasó y llegaron los años sesenta.

Durante la presidencia de John F. Kennedy y los cambios que siguieron, la promulgación de los Derechos Civiles, la presencia del Dr. Martin Luther King y otras epopeyas cambiaron la faz de los Estados Unidos.

Los latinos, en ese tiempo eran bien vistos, las mujeres americanas amaban a los “latín lovers” el sudamericano era “decente” se vestía bien con estilo, era elegante, tenia buenas costumbres, educación...no pretendo decir que en estos tiempos no lo sea....pero bueno.

Vinieron desde todos los punto de Sudamérica, grandes talentos hicieron vibrar el alma tranquila de los norteamericanos, el arte, la gastronomía creo un cambio trascendental. Comenzó a vibrar este continente con nuevos ritmos, colores y emociones.

Los artistas sensacionales de America Latina llenaron el ambiente nocturno de Nueva York, Miami, Los Ángeles, Chicago, entre muchas capitales más. El Tropicana, Celia Cruz, Los Cinco Latinos, Dezi Arnaz y muchos otros dejaron recuerdos inolvidables, por no dar miles de ejemplos mas, las noches de La Habana con sus hermosas mujeres deleitaron a un publico maravillado que observaba esta gran pasión latina, entonces los americanos comenzaron a tratar de hablar español, estaban eufóricos, el aeropuerto de Miami creció, recibía cada día, miles de hispanoamericanos quienes llegaban como hormiguitas.

Toda esa alegría, esa pasión y la euforia por la vida, hizo de Miami lo que es ahora.

En la época que llamamos de “Scarface” en los años setenta se levantaron los edificios en la soleada Miami como fuegos artificiales en una noche de San Juan. El progreso incontenible y la ansiedad por tener una propiedad en esta ciudad fue un fenómeno que creo diversidad, surgieron los cafés, clubes nocturnos, restaurantes, discotecas, sin mencionar entre muchos otros los clubs de travestis, striptiseras. Obra y gracia de los narcotraficantes, carteles y asilados políticos.

El hecho esta que ahora, en los últimos periodos, durante el ochenta, noventa y este dos mil, queremos avasallar, hay momentos inclusive que los “pobres” norteamericanos pasean por los almacenes conocidos de su país y desean encontrar alguien que hable ingles, ellos piensan que son los turistas. Para dar un ejemplo cómico, hay almacenes, tiendas y bodegas en los que se puede ver un letrero que dice “Se habla ingles”

Soy una ciudadana corriente del tercer mundo, quisiera ayudar mucho a que salga la ley de los derechos para los inmigrantes, quisiera contribuir con mi granito de arena para que la crisis económica pase y todos los latinos tengan nuevamente sus trabajos.

Que se puede hacer? Bueno seguir las leyes, tener paciencia, ser mas ordenados, no vociferar en vez de hablar, no chillar en los restaurantes, no llevar a los niñitos a un cine donde el aire acondicionado es tan fuerte que ni los adultos aguantan y dejar que el bebe se congele y llore durante dos horas sin parar, eso es hasta abuso infantil, Si vamos de compras poner las cosas en su lugar, cuidar lo que ahora creemos es nuestro hogar, limpio, organizado.

Si asistimos a una marcha de protesta, portemos la bandera americana, del país que hemos escogido para vivir, no la de nuestros países, me atrevería a indicar que si en nuestros calles vemos un gringuito con una bandera americana marchando y protestando, lo linchamos pues, lo matamos a pedradas.

Luchemos por nuestros derechos día a día con honestidad y sin resentimientos, tal vez así, logremos que la tasa de crímenes cometidos por latinos baje, los robos cesen de alguna forma, las pandillas desaparezcan. Hagamos algo amigos latinoamericanos. Yo misma volveré a la tienda donde deje tirado ese vestido y lo pondré en su lugar!

Isabel Velasco

Bookmark and Share

2 comentarios:

  1. Aquí está el comentario: querida Isabel, tú confirmas todo lo que temía yo cuando decidí que era mejor quedarse en nuestro singular "pueblo" antes que "comprar" el paraíso "americano". Vivimos épocas de decadencia generalizada, donde lo bueno es excepción y la vulgaridad la regla. No pierdas tu buena línea y consérvate entre los "diferentes"... haces falta.

    ResponderEliminar
  2. Ojo, Isabel, que aqui va este JimmyVbo haciendo comentarios de perogrullo otra vez... Cree que asi puede conquistar señoras, cuidado. A una amiga nuestra casi la enloquece con sus humedades.

    ResponderEliminar

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com