7 de abril de 2009

ALGO EXTRAORDINARIO, ESPECTACULAR!! BOLIVIA 6 – ARGENTINA 1


El espíritu de los bolivianos “patriotas” que amamos nuestra tierra incondicionalmente, que honramos y respetamos la hermosa tricolor: rojo amarillo y verde y sentimos que se nos va el alma cuando la vemos flamear en nuestro cielo tan celeste, único en el mundo!

Los que con un nudo en la garganta cantamos el Himno Nacional en las escuelas, en las festividades patrias, nosotros que besamos la tierra bendita y la veneramos en la distancia. Estamos siempre a la espera de que algo excepcional pueda pasar.

A mi parecer ese “sentimiento” es igual a un gran camión que siempre corre por los caminos más peligrosos de la tierra, esas llamadas las “carreteras de la muerte” como los de la región de los Yungas, todo el tiempo mirando los barrancos “al borde del precipicio”, cuando ya parece que se está por caer, cuando solo se ve la niebla y no hay salida, cuando las ruedas ya patinan en la tierra mojada y solo se ve el infinito y la nada hacia abajo, cuando ya está rodando por el precipicio sin remedio… algo “divino” algo “extraordinario” lo jala y lo vuelve a poner en trayecto de una forma que el corazón humano no puede resistir.

Ese sentir nos acompaña siempre, fue precisamente en la tarde del miércoles 1 de Abril de este año 2009 que todos los bolivianos en el Estadio Hernando Siles de La Paz, los habitantes del país y los millones de compatriotas que viven en todos los confines de la tierra, sentimos ese “gran jalón” primero que no lo podíamos creer, apretamos el corazón para que no se nos salga del cuerpo, tratábamos de gritar, llorar y saltar de emoción! El equipo boliviano le marco seis goles al poderoso y temido equipo argentino “Campeón del Mundo” que solo anoto uno.

David contra Goliat! En una lid sin precedentes, los muchachos bolivianos salieron a la cancha dispuestos a dejar la vida en ella, valientes y con la tremenda carga de responsabilidad en sus espaldas se enfrentaron a los más aguerridos, temidos y experimentados jugadores argentinos, muchos de los cuales son miembros de las grandes ligas del mundo como el Real Madrid, Barcelona, Inter de Milán, Manchester, United y Liverpool y los vencieron.

Tremenda paliza de goles, la humillación más grande de la historia del futbol argentino, canasta de goles que se llevo Diego Armando Maradona. Bolivia paralizada de alegría, sin embargo la prensa internacional en sus titulares destaca el “mas” grande desastre de la selección Argentina como histórico y no menciona nada de la excelente táctica y juego de los jugadores bolivianos, quienes en esa ocasión llevaban el peso del mundo en sus espaldas ya que se iban a enfrentar con los “tigres de la Malasia”. Arrollaron, los desintegraron.

Ellos entrenan en Santa Cruz, en Cochabamba en La Paz, no manejan carros de lujos ni son transportados en limosinas, no cenan en los más lujosos restaurantes de Europa, ni se dan sofisticados masajes en el Japón, ni menos llegan en aviones privados. Son seres de carne y hueso, duros de matar, no son arrogantes, entran a la cancha y se hacen la señal de la cruz!

Con razón dijo Jesucristo, nuestro señor: “los últimos serán primeros”
Esa alegría que nos dieron esos héroes es algo que no tiene comparación…. Gracias! Son pocas esas emociones que prácticamente nos sintonizan desde Bolivia hacia el mundo en un abrazo de confraternidad y amor por nuestra tierra. Ese sentimiento lo conocemos solo los bolivianos!

Las noticias en el extranjero indican la impactante, e inesperada goleada propinada por el “modesto” equipo boliviano a los invencibles argentinos, quienes según declaro Messi: “durante todo el partido tuvieron dolor de cabeza por la altura”...Pobrecitos deberían haber tomado una aspirina, sin embargo les aseguramos que los muchachos bolivianos “no tuvieron un dolorcito de cabeza” tenían una migraña de antología! una jaqueca de padre y señor mío! Tremenda responsabilidad ante una hinchada que esperaba por lo menos una derrota honorable…no pedíamos “peras al olmo” los héroes de esa tarde entraron a la cancha como cristianos esperando ser devorados por los grandes leones de la selva.

La altura…siempre la altura…que excusa más ridícula, es bien sabido que los verdaderos guerreros, los héroes invencibles batallan sus guerras en todas partes, en las selvas, en el trópico, en los llanos, en los bosques, en las alturas de las cordilleras, el General San Martin en 1817 cruzo los Andes y venció a las tropas españolas en Chacabuco, el no tuvo miedo de la altura, ni menos Simón Bolívar quien cruzo la cordillera, entre muchos héroes que han escrito su nombre en la historia.

El año 2004 durante las eliminatorias del Mundial de Alemania, llego en el mes de Marzo, la selección chilena para jugar en La Paz, precisamente un domingo después de la celebración del “Día del Mar” fecha en la cual los bolivianos dedicamos nuestro sentimiento al Litoral perdido en una guerra con Chile.

No podría describir en una nota la euforia del pueblo boliviano, esa tarde “teníamos” que ganarle a Chile, las calles, avenidas y plazas estaban llenas de banderas tricolores, los jóvenes lucían cintillos de la tricolor en sus cabezas, no había un ser en la ciudad de La Paz que no haya estado en estado de efervescencia incontrolable, había bandas de música… los colectivos, los taxis tenían letreros con la bandera boliviana “Bolivia hacia el mar” era un hecho que ese día ganábamos a Chile, no existían excusas, era algo que tenía que suceder. Era un sentimiento de amor a la patria que iba más allá de lo real.

El Estadio Hernando Siles estaba relleno, no cabía una aguja, todos portaban la bandera boliviana, fue algo tan fantástico ver a todos los bolivianos gritar, unidos, los niños entusiasmados con sus caritas pintadas, cantando gritando. Chile nos dio 2 a 0.

Lloro el cielo de La Paz, y millones de bolivianos se cayeron con la gran tormenta, no se sabe hasta ahora si fue la lluvia o las lagrimas que corrían por las mejillas de esa multitud enmudecida la cual sufrió la más grande humillación, la más triste derrota, en La Paz a 3600 metros del nivel del mar.

Tanta fue la pena, que los jugadores chilenos al ver la tristeza del pueblo, públicamente agradecieron la caballerosidad de los hinchas, expresando que jamás! habían jugado ante un público tan entusiasta y educado y que nunca hubieron querido causar tanta tristeza…. especialmente a los niños!!! Para mí eso es “altura”.

Isabel Velasco.

Bookmark and Share

1 comentario:

  1. Que hermosa nota Isabel!, y más agradable aún ese aroma a terruño que despide cada palabra inspirada por un Corazón Boliviano de pura cepa… para mí, entre varietales, no hay como mi terruño… mi Bella Bolivia, de la cual todos generosamente degustamos y nos embriagamos de alegría este 1 de abril… en un momento vivimos el mejor futbol ó quizás toda una vida como lo diría A.P. no?.. esa misma sensación tan gráfica que describiste sobre el camión… con el nudo en la garganta… ¡Que sentimientos más intensos!... pero así es mi Bolivia de contrastes, con sus claros y obscuros… sus alturas y bajuras… diversa y única… y en este caso, con su estadio para los deportistas de más altura del mundo… a propósito, gracias por recordarnos esas eliminatorias para el Mundial de Alemania del 2004 cuando Chile nos gano en nuestro propio estadio “con mucha altura”…

    Al respecto que acertado tú apunte sobre los Verdaderos Guerreros, aquellos Héroes Invencibles que batallan en todo campo, selvas, trópico, llanos, y cordilleras, como el General San Martín, Simón Bolívar y otros verdaderos campeones de altura. Altura!!!!... “Una excusa de poca altura”

    Nadie dice nada cuando “deportistas” de altura bajan a nivel del mar soportando contrapesos como fatigas hipertensiones, hinchazón de pies, deshidratación y otros. Y hablando de riesgos… que yo sepa, no he sabido de ningún deportista que haya fallecido en la práctica en la altura… pero si he sabido de varios deportistas fallecidos durante la práctica a baja altura.

    “CAMPEÓN ES AQUEL QUE RECONOCE SU DERROTA CON ALTURA”

    Isabel… ¡Salud por nuestro terruño! y por este medio que une sentimientos compartidos.

    ResponderEliminar

Derechos de Autor © 2016

Todo el contenido de este blog es propiedad intelectual de Isabel Velasco - isabelvelasco@hotmail.com